Sobre mí

«Nada de lo que, como real, llega al corazón humano debe ser anulado ni mandado fuera, o dejado a la puerta; nada real debe ser humillado, ni tan siquiera esas semirrealidades que revolotean en torno del espacio viviente del corazón, pues que quizá en él acabarían de cobrar la realidad que apetecen o de dar su realidad escondida (...)» (María Zambrano, «Claros del bosque»).

Mi nombre es Enric Luján. Trabajo en la intersección entre la teoría política y las tecnologías de la información.

Mi interés investigador por las tecnologías digitales responde a un hecho puramente accidental: mis circunstancias. Como alguien cuyo campo de estudio natural fue siempre la teoría política, me vi obligado a adentrarme en este mundo como requisito para comprender mi propio tiempo histórico. Creo que esta necesidad sobrevenida no le resultará extraña a nadie que viviera los primeros meses de COVID-19, cuando se pudo constatar que el ciberespacio está camino de constituirse en el principal filtro que regula el acceso a la realidad.

La artificialización de las condiciones de existencia avanza a pasos agigantados, alimentada por un proceso social que no se puede seguir considerando como estrictamente técnico sin engañar al propio sentido común. Los confinamientos anticiparon el modelo de vida futura en el metaverso, en el que el aislamiento en casa dejará de ser percibido como algo impuesto para ser el estado “natural” del ciudadano conectado, cuya vida transcurrirá a través de su avatar digital, en condiciones sanitariamente seguras.

La inspiración que da lugar a este sitio parte de un radical escepticismo, cuando no rechazo, de la condición tecnológica actual, en la medida que habilita una huida de lo real. El ideal de una vida in vitro, horizonte indisimulado de las medidas enfocadas al “riesgo sanitario 0” y de la doctrina transhumanista, busca crear una ciberhumanidad que vea en lo material y biológico no su lugar natural, sino focos infecciosos a evitar, además de frenos a la libertad del sujeto para “deconstruirse” y “reconstruirse” a placer. El régimen en ciernes pretende que nos alejemos del mundo sensible real para encerrarnos en un sucedáneo virtual diseñado por una élite tecnológica: la combinación de las gafas de realidad virtual, los auriculares y la mascarilla, esa mordaza de los sentidos, anda en proceso de convertirse en el uniforme del mundo postpandemia.


Soy graduado en Ciencias Políticas y de la Administración (UB). He cursado el Máster en Estudios Comparativos de Literatura, Arte y Pensamiento (UPF) y el Master’s Degree on Technology and Privacy (UdG). A lo largo de los últimos años he impartido docencia en los grados de Ciencias Políticas y de la Administración, Derecho y Sociología de la Universitat de Barcelona (UB) y en el Máster en Políticas Públicas, Derechos Sociales y Sostenibilidad de la misma institución. Actualmente me encuentro investigando el pensamiento político de la filósofa española María Zambrano, en el contexto de una tesis doctoral sobre su obra.

He sido también miembro de Críptica, una asociación sin ánimo de lucro que se dedicaba a trabajar temas relacionados con la privacidad digital y a hacerlos accesibles al gran público a través de conferencias y talleres.

Contacto: enric@interferencia.digital

Twitter: @interferenciae

Te has suscrito a Interferencia
Ahora eres un suscriptor de Interferencia
Has iniciado sesión
Success! You are now a paying member and have access to all content.
Success! Your billing info is updated.
Billing info update failed.