La frase más importante es la frase que una generación entera se ha olvidado de decir, o que ha sentido que es inútil decir.

G. K. Chesterton

La incorporación acrítica de dispositivos tecnológicos sobresocializantes, basados en el intercambio de dosis de dopamina (las redes sociales) ha propiciado que el sujeto se convierta en una personalidad tan dependiente de los perfiles de terceros como lo es el NPC respecto de su programador.

Igual que el soma de “Un mundo feliz” funcionaba como dispositivo de control mental, la producción artificial de dopamina sirve para inhibir la facultad introspectiva y persistir en la eterna huida hacia adelante de la sobresocialización digital.

El objetivo de las “botnets humanas” es reproducir las mismas condiciones 1) de jerarquía, 2) de nula autonomía y 3) de instrumentalización de los componentes que se dan en las botnets “mecánicas”, para que desde el centro de mando se puedan pilotar los comportamientos de la masa.